Síguenos también en Facebook-Elcaprichopasiego

 
 

  

El capricho pasiego es el nombre que hemos querido darle a un fantástico lugar situado entre prados y monte en el termino municipal de Selaya, en el corazón de los Valles Pasiegos de Cantabria. Es una propiedad privada de 10.000 metros cuadrados de parcela.


             

El propio nombre describe una historia apasionante, la cual comenzó en septiembre de 2007 en el mismo instante en que llegamos a este fascinante rincón de Cantabria a interesarnos por la finca. Fuimos hechizados por este magnífico lugar y adquirimos la propiedad. Fue un capricho que nos atrajo a quedarnos junto a los pasiegos.



A partir de ahí iniciamos una maravillosa aventura repleta de sacrificios y satisfacciones. Todo el esfuerzo que ha supuesto realizar nuestro Capricho Pasiego palmo a palmo con nuestras propias manos. Todo lo que ha costado recuperar y transformar aquel lugar de pasto y refugio que hubiese terminado derrumbándose con el paso del tiempo.


Mucho trabajo hasta llegar a dejar la cabaña y su parcela tan hermosa como está ahora para disfrutarla. Pero tanto esfuerzo era recompensado al instante simplemente levantando la mirada y contemplar todo lo que la vista encontraba a nuestro alcance. Un lugar paradisiaco.



Y es que vivir aquí, aunque sea simplemente unos días, es todo un autentico placer sensorial, pues como bien afirman quienes ya lo conocen “esto es disfrutar un trocito de vida con los cinco sentidos"

  1. Contacto directo con la naturaleza autóctona de la zona; agua limpia y fresca, bosques, prados y vacas.
  2. Respirar oxigeno puro de la alta montaña, aire limpio y sano que transmite serenidad y paz.
  3. Contemplar unos auténticos paisajes donde el azul y el verde contrastan a la perfección con todos los colores.
  4. Degustación de una cocina característica de calidad y saborear una repostería original y exquisita.
  5. Disfrutar del silencio, de la calma y tranquilidad de un rincón alejado de la civilización a tan solo 5 Km. de Selaya.



El Capricho Pasiego. Hay que vivirlo.

El Capricho Pasiego | elcaprichopasiego@hotmail.com